Emilio Ontiveros: “Hasta que no cambie el entorno económico, no se normalizará la concesión de crédito”

Emilio Ontiveros, uno de los miembros del grupo de opinión económica de EuropeG, ha asegurado hoy que hasta que no cambie el entorno económico, no se normalizará la concesión de crédito en Europa.

Ontiveros ha hecho esta consideración durante la presentación del último informe del grupo EuropeG “La unión bancaria como vía de fortalecimiento de la Unión Económica Monetaria”, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la que ha explicado, respecto a la diferencia de financiación de las pymes europeas, que los bancos siguen manteniendo “una aversión al riesgo”.

De esta manera, no se igualarán las condiciones de financiación hasta que se reduzcan dichos riesgos asociados a la situación económica de los países. “Si Alemania, Francia o Italia crecieran, aumentaría la concesión del crédito”, ha precisado Ontiveros, que ha insistido en que previsiones económicas a la baja, alto desempleo y endeudamiento elevado, “no son escenarios que inviten al aumento de la inversión crediticia”.

En este sentido, el informe de EuropeG asegura que no se puede establecer una correlación entre la puesta en marcha de la unión bancaria -que debe ayudar a reducir las desigualdades en el precio final del crédito- y la mejora de la financiación, ya que son necesarios otros aspectos, como los relativos a la economía, que contribuirán al alza de la demanda.

De la misma manera, Ontiveros ha precisado que como consecuencia de la concentración del sector en menores entidades, la capacidad de negociación de las pymes es menor, por lo que ha abogado por otras vías de financiación no bancaria, que conllevará la aparición de nuevas figuras.

Por ello, las autoridades deberán hacer más ejercicios de supervisión macroprudencial y haber una mayor calidad de las competencias.

El informe presentado hoy, que aboga por afianzar la Unión Económica y Monetaria mediante una mayor integración bancaria y también fiscal, pone de manifiesto que la unión bancaria debe contribuir a alejar definitivamente los riesgos asociados al vínculo que existe entre la deuda soberana y la estabilidad bancaria, ya que “aunque se ha suavizado, ese círculo sigue vivo”, dice el estudio.

En su intervención, Ontiveros ha recordado que con la puesta en marcha de unión bancaria también se ha iniciado la supervisión única, que da más poder al Banco Central Europeo (BCE), algo que en su opinión es “muy importante”, ya que se homogeneizaran los criterios, algo que será bien visto por los inversores.

No obstante, Ontiveros ha considerado que las medidas puesta en marcha en la unión bancaria están orientadas a prevenir crisis futuras, pero no a mitigar la actual.

“Tenemos redes, pero no paliativos para hacer frente a las disfunciones que ahora se observan, como la contracción del crédito”, ha añadido Ontiveros, que ha advertido de que aunque los test de solvencia realizados a la banca europea desvelan que la mayor parte del sector está bien capitalizado en posibles escenarios de estrés, no descarta que alguna entidad pueda arrojar pérdidas en sus resultados.

De la misma manera, ha advertido que las entidades que han resultado tras la crisis son mayores, por lo que el riesgo de que puedan “tropezar sería más importante”.

Así, Ontiveros, que ha considerado que los sistemas bancarios todavía siguen siendo nacionales y no existe aún un mercado único al respecto, ha dicho que la supervisión tiene que ser más estricta, en tanto que no ha descartado mayores exigencias de capital para el sector.

Por último, Ontiveros ha sido preguntado por los escándalos bancarios en España, algo que en su opinión, no afecta a los mercados.

Fuente: Agencia EFE.

Esta entrada fue publicada en Economía y Finanzas, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.