Espa√Īa, sol y viento a contracorriente

diserta-sol-y-viento-a-contracorriente‚ÄúEspa√Īa va a contracorriente. Frente al enorme crecimiento de las fuentes renovables en todo el mundo, en Espa√Īa aqu√≠ est√°n estancadas‚ÄĚ, sintetiza Javier Garc√≠a Breva, reconocido experto en energ√≠a, ex director del Instituto para la Diversificaci√≥n y Ahorro de la Energ√≠as (IDAE). La potencia e√≥lica de Espa√Īa est√° estancada desde hace m√°s de tres a√Īos.

Las fuentes renovables a√Īadieron el a√Īo pasado al parque el√©ctrico s√≥lo 27 MW, como balance global, una cantidad irrisoria (mientras en todo el mundo se instalaban 150.000 MW). La potencia e√≥lica sigue enquistada en 23.000 MW desde el 2013 (con 22.633 MW en el 2012), y la solar fotovoltaica contin√ļa parada en torno a los 4.675 MW.

En el pa√≠s del sol, s√≥lo se instalaron 49 MW fotovoltaicos en el 2015, el 0,09% de los que se colocaron en todo el mundo. En cambio, en Reino Unido se crearon 3.500 MW: 70 veces m√°s que en Espa√Īa, seg√ļn datos de la Uni√≥n Espa√Īola Fotovoltaica (UNEF), aunque un informe de la Asociaci√≥n de Empresas de Energ√≠as Renovables reduce ese aumento a s√≥lo 19 MW el a√Īo pasado.

‚ÄúDesde el 2012, cuando se abord√≥ la reforma el√©ctrica, ha habido una paralizaci√≥n total‚ÄĚ, se√Īala Jos√© Miguel Villarig, presidente de la Asociaci√≥n de Empresas de Energ√≠as Renovables. La prioridad √ļnica del Gobierno ha sido acabar con el d√©ficit de tarifa (cuestionado por amplios sectores), saldado sin miramientos a costa de la defenestraci√≥n de las fuentes renovables, que vieron reducidas dr√°sticamente las ayudas para instalaciones existentes o suprimidas para las nuevas plantas. Las energ√≠as renovables perdieron en Espa√Īa el 47% de sus empleos totales: de 142.940 personas empleadas en el 2008 en el sector se pas√≥ a 75.475 empleos en el 2015 (383 m√°s que el a√Īo anterior)

Menos peso de las renovables

Las renovables sólo aportaban el 14,8% de la energía final en el 2015, mientras que representaban el 15,6% en el 2014. La nuclear (un 21,8%) y el carbón (20,3%) se situaron por encima de la eólica (19%) a la hora de cubrir la demanda eléctrica.

‚ÄúMientras que en otros pa√≠ses, las emisiones de gases invernadero se estancaron en el a√Īo 2015, en Espa√Īa, en el sector de la energ√≠a, aumentaron un 6%‚ÄĚ, destaca Garc√≠a Breva, que fue en su d√≠a diputado del PSOE por Guadalajara.

Ahora, el frenazo tiene como consecuencia el riesgo de que no se cumplan las metas comunitarias (una aportaci√≥n de las renovables del 20% de la energ√≠a final para el 2020 y del 27% para el a√Īo 2030). El Gobierno lo f√≠a todo a las subastas para el sector e√≥lico (nuevas instalaciones al mejor postor), pero Villarig pronostica que ‚Äúno vamos a poder cumplir‚ÄĚ. ‚ÄúEn el 2016, ya no prevemos ning√ļn incremento de potencia e√≥lica; en el 2017, tampoco, y en los siguiente a√Īos, veremos…pero es dif√≠cil‚ÄĚ, dice. ‚ÄúAl Gobierno, incumplir con Europa parece no importarle; mantiene su pol√≠tica; el discurso de que abordar√° la situaci√≥n de las renovables, una vez efectuados los ajustes…‚ÄĚ, explica Villarig.

Plenamente competitivas

Pero la esperanza es lo √ļltimo que se pierde. ‚ÄúLos objetivos europeos , la inestabilidad de los precios del petr√≥leo y el acuerdo de Par√≠s contra el cambio clim√°tico relanzar√°n las renovables‚ÄĚ, pronostica el presidente de la Asociaci√≥n de Empresas de Eneg√≠as Renovables. ‚Äú√Čstas no son un subapartado de la pol√≠tica contra el cambio clim√°tico, sino que sus tecnolog√≠as son plenamente competitivas con las dem√°s fuentes de energ√≠a‚ÄĚ, a√Īade.

‚ÄúEspa√Īa, pese a la bajada del precio del barril ha continuado sus importaciones. Vamos hacia una econom√≠a m√°s carbonizada, como demuestra el papel preponderante del carb√≥n‚ÄĚ, opina dice Garc√≠a Breva.

El pasado a√Īo, la generaci√≥n con energ√≠as renovables (el√©ctrica, t√©rmica y biocarburantes) evit√≥ la importaci√≥n de 19.925.281 toneladas equivalentes de petr√≥leo (tep), con un ahorro econ√≥mico equivalente de 6.866 millones de euros. Asimismo, las tecnolog√≠as renovables impidieron la emisi√≥n a la atm√≥sfera de 55.141.676 toneladas de CO2, lo que permiti√≥ ahorrar pagos en concepto de derechos de emisi√≥n por valor de 423 millones de euros, seg√ļn el informe Impacto Macroecon√≥mico de las Energ√≠as Renovables en Espa√Īa en 2015, de APPA.

Fuente: La Vanguardia

Javier García Breva es ex director del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energías y conferenciante Diserta

Esta entrada fue publicada en Sostenibilidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios est√°n cerrados.